ULTIMAS NOTICIAS

CLAUSURAN FUNERARIA QUE FUNCIONABA TAMBIÉN COMO "WHISKERIA" EN SAN MIGUEL.

El establecimiento fue clausurado tras constatarse la práctica de la necrofilia y el expendio de bebidas alcoholicas sin autorización y también vendian merca. Un propio cliente hizo la denuncia.

Por LaHienaDeLaPalabrota & PolinoDelRock

Tras un mes de encierro, la gente quiere coger y la oferta se empieza a poner rara. Tal es el caso de una cochería de San Miguel, que aprovechando el movimiento que ha generado esta peste puta, decidió brindar un "servicio" de acompañantes en principio, para conocidos: -"Esto se fué de las manos. Primero venían los remiseros de al lado, pero despues empezó a venir el quioskero, el que vende alimentos para perro de la otra cuadra, el de la garita de vigilancia, y así. Se hizo una bola imposible de parar. Fué bueno mientras duró."- comenta uno de los habitués del lugar, que prefirió no dar su nombre.
Vecinos indignados, incendiaron el fúnebre: -"Habia una minita que la tenian que enterrar el sábado, pero como estaba buena, hicieron como que la enterraron y la trajeron de vuelta, hasta que empezó a largar olor y la cremaron.- dijo uno de los clientes dejando al descubierto la falta de escrúpulos de los dueños del lugar.

Uno de los detonantes fué el cuerpo de un jóven de 35 años, quien había muerto por COVID-19 y no avisaron nada: -"Lo vistieron de mujer y lo pusieron alli en la mesa de garche. Ahora estamos contagiados. Fuimos a hacer la denuncia para que clausuren este lugar.- indicó el kiosquero que hizo la denuncia y que ahora espera los resultados del Test en el hospital de Malvinas Argentinas.
-"Llegamos al lugar y podimos constatar que además de estarse violando la cuarentena, se estaban garchando a un fiambre vestido de mujer al que cada tanto le entibiaban el orto en un microondas para que estea más blando. Además, estaban chupando y tomando falopa, mientras miraban carreras de caballos grabadas."- indicó el Comisario Jalil.
El caso está a cargo del Fiscal Moldes, quien deberá decidir la situación de los imputados y de los denunciantes: -"Garcharse a un cadaver es un delito. Y violar la cuarentena y tomar merca también. O sea que esta gente reune todas las condiciones para trabajar de guardia en el servicio penitenciario. Veremos que hacemos con ellos."- dijo.
.
--> "Si te gustó la nota, compartila en FACEFUCK y dale LIKE a la página. Saludos Y GRACIAS."

No hay comentarios